Los trabajadores por cuenta propia que se jubilen más allá de la edad ordinaria pueden ver aumentada de forma muy significativa su prestación. Si bien es cierto que la jubilación demorada es bastante desconocida por buena parte de los autónomos, esta podría salir a cuenta. 

Para tomar una decisión al respecto, los autónomos que estén cercanos a la edad de jubilación tienen la posibilidad de hacer una estimación de su pensión de jubilación a través del simulador disponible en el portal web de la Seguridad Social. 

Qué es la jubilación demorada y cuáles son los requisitos para solicitarla

La jubilación demorada es una bonificación en la base de cotización para todas aquellas personas que decidan prolongar su vida laboral más allá de la edad legal, que en 2022 se estableció en 65 años para quienes hayan cotizado más de 37 años y seis meses, o en 66 años y dos meses en caso de no alcanzar este periodo de cotización.

A efectos de la Seguridad Social, tanto autónomos como asalariados pueden continuar trabajando más allá de la edad en la que les correspondería jubilarse. Si bien es cierto que en algunas empresas está estipulado que los trabajadores deben retirarse al cumplir la edad legal, e incluso algunos colectivos como el de los funcionarios tienen una edad de retiro forzoso, en España la jubilación no es obligatoria

Tal y como explicaron desde la Seguridad Social, para poder acceder a la jubilación demorada y ver incrementada la pensión, se deben cumplir dos requisitos imprescindibles en el momento de la solicitud de la misma: 

Haber cotizado, como mínimo, 15 años a la Seguridad Social
Tener cumplida la edad mínima de jubilación ordinaria para el año en curso

Para su solicitud, el único trámite previsto es que, en el momento de solicitar la jubilación, después de prolongar la vida laboral, se cumplimente el apartado dedicado a la jubilación demorada en el formulario de solicitud de la pensión. Cabe destacar que este tipo de jubilación es incompatible con otras modalidades como la activa, la flexible o la anticipada. 

Cuánto puede aumentar la pensión si se retrasa la fecha de jubilación

Decidir la fecha en la que jubilarse puede llegar a ser una tarea compleja. Los contribuyentes tienen la posibilidad de jubilarse de forma anticipada, jubilarse en la edad mínima establecida o alargar su vida laboral y decantarse por la jubilación demorada. Antes de tomar la decisión, lo más común es realizar tantos cálculos como sean necesarios para conocer cuál será la cuantía a percibir.

Desde que en enero de 2022 entrase en vigor la nueva Ley de garantía del poder adquisitivo de las pensiones y de otras medidas de refuerzo del sistema, existen más ventajas por alargar la fecha de la jubilación. Una de las principales novedades de esta ley es el incremento de los incentivos para prolongar la vida laboral de los trabajadores del país y retrasar su edad de jubilación. 

A día de hoy, aquellos trabajadores, tanto por cuenta ajena como por cuenta propia, que decidan dejar su actividad más tarde de la edad mínima establecida, pueden ver aumentada su pensión de jubilación de tres formas posibles: a través de un pago único, con el incremento del 4% al mes por cada año adicional trabajado, o una combinación de ambas.

Pago único del complemento por jubilación demorada

Entre los incentivos más novedosos incluidos en la nueva ley se encuentra la posibilidad de recibir una cantidad a tanto alzado por año de demora, en un pago único. Tal y como explicaron desde la Seguridad Social, el importe de este incentivo “varía en función de los años de cotización acreditados en la fecha en que se alcance la fecha de jubilación ordinaria y se calcula en base a unas fórmulas que pueden encontrarse en la ley”. La fórmula varía en función de si se han cotizado menos de 44 años y 6 meses o si se supera esa cifra, en cuyo caso se incrementa un 10%.

Según el ejemplo que ofrece la Seguridad Social a través de su portal web, a un trabajador al que le corresponda una pensión inicial, en el momento de alcanzar la edad de jubilación ordinaria, de 28.000 euros al año, en el caso de que opte por retrasar dos años su jubilación, el importe único a percibir en el momento en que finalice su vida laboral será de:

En caso de haber cotizado menos de 44 años y medio: un importe único de casi 18.400 euros (unos 9.200 euros por cada año que haya alargado su vida laboral).
En caso de haber cotizado más de 44 años y medio: un importe único de más de 20.000 euros (casi 10.100 euros por cada año de más).

Si, por ejemplo, se trata de un trabajador al que le corresponda una pensión inicial de 22.400 euros y que opte por retrasar dos años su jubilación, recibirá un pago único de: 

En caso de haber cotizado menos de 44 años y medio: un importe único de casi 16.000 euros (unos 8.000 euros por cada año que haya alargado su vida laboral)
En caso de haber cotizado más de 44 años y medio: un importe único de más de 17.600 euros (cerca de 8.800 euros por cada año de más).

Incremento mensual del 4%

Si bien es cierto que desde enero de 2022 existe la posibilidad de cobrar el complemento en un pago único, sigue existiendo la posibilidad de que los contribuyentes puedan percibir un porcentaje adicional cada mes, durante el resto de su vida. En caso de escoger esta opción, el porcentaje adicional a percibir es del 4% por cada año completo cotizado después de cumplir la edad ordinaria. Hasta enero de 2022, el incentivo oscilaba entre un 2% y un 4%. 

Si, por ejemplo, un trabajador al que le corresponde una pensión inicial, en el momento de alcanzar la edad de jubilación ordinaria, de 28.000 euros al año (2.000 euros al mes), opta por retrasar dos años tu jubilación, verá un aumento en su pensión mensual de 2.160 euros (80 euros más al mes por cada año de más).

Combinación de ambas opciones

Aquellos trabajadores que decidan optar por la jubilación demorada y alargar su vida laboral pueden también escoger una tercera opción que implica la combinación de ambas. 

En este caso, según explicaron desde la Seguridad Social, “es posible disminuir el abono a tanto alzado y el porcentaje que se sumará a la futura base reguladora con el objetivo de disfrutar de ambos beneficios a la vez”. 

Cómo pueden los autónomos calcular los beneficios de alargar su jubilación

La Seguridad Social ofrece a través de su portal web un simulador de jubilación que permite hacer una estimación de la pensión que corresponderá en función de los datos laborales actuales, pero también permite calcular los beneficios económicos de alargar durante un tiempo la vida laboral.

Para ello, lo primero que debe hacerse es entrar al portal “Tu Seguridad Social” y seleccionar si se quiere acceder como interesado o como representante o autorizado de otra persona. En ese momento, el portal solicita que se seleccione el método de identificación, que puede ser a través de certificado electrónico, cl@ve o sms. En caso de optar por esta última opción, se deberá facilitar el documento de identidad, la fecha de nacimiento y el número de teléfono, tras lo cual se recibirá un código de seguridad con el que se podrá acceder a la información contenida en el portal. 

Una vez dentro, se mostrará el tiempo cotizado y el tiempo estimado que falta para la fecha de jubilación. Para conocer cuál será la futura pensión de jubilación deberá hacerse click en “Simular tu Jubilación”.Este simulador hará el cálculo en base a la edad de jubilación ordinaria y la fecha en la que se alcanzará la misma. Además, se podrán especificar situaciones personales que puedan afectar a la futura pensión

Aquellas personas que tengan intención de alargar su vida laboral, y que quieran calcular los beneficios de la jubilación demorada, tendrán que sustituir la fecha ordinaria que ofrece el portal por la fecha en la que se desee jubilarse. Los beneficios se calcularán en base a cada año de más.

Una vez cambiada la fecha, el portal avisará de que dicho cambio modificará las condiciones de acceso y volverá a ofrecer la posibilidad de simular la jubilación para continuar. En ese punto, se deberán responder dos preguntas: si la última relación laboral termina por una decisión tomada antes del 1 de abril de 2013 y si el cese en la actividad se produce de manera voluntaria o involuntaria. 

Por defecto, el simulador calculará el complemento mensual del 4% que se sumará a la pensión inicial por cada año en que se decida retrasar la jubilación. No obstante, se podrá saber qué cantidad a tanto alzado correspondería pulsando en “editar” el complemento económico por jubilación demorada y seleccionando dicha opción. 

Generated by Feedzy