La digitalización de los negocios lleva consigo un incremento en el número de ciberataques que pueden llegar a sufrir los autónomos. Los avances tecnológicos han sido un factor muy importante para el crecimiento de empresas de todos los tamaños, y las pymes no son una excepción. Así lo demuestra una encuesta realizada por ESET a negocios de entre 25 y 500 empleados el pasado julio de 2022. 

De entre todas las pymes encuestadas por la compañía líder en ciberseguridad, el 88% aseguraba que los avances tecnológicos les han permitido crecer y evolucionar sus modelos de negocio. Eso se debe a que Internet les permite que sus productos y servicios alcancen a un público muy extenso, cruzando incluso fronteras de una manera muy rápida y sencilla y con una exposición de 24 horas al día. Además, la tecnología es el principal aliado para aquellos que buscan captar y fidelizar a los clientes y, a la vez, competir con grandes empresas. Tampoco hay que olvidar un aspecto muy importante de la digitalización, que es la posibilidad y facilidad de tener un contacto cercano y frecuente con los clientes, así como la posibilidad de gestionar y administrar los canales digitales de la empresa desde cualquier lugar con conexión a Internet. 

No obstante, las empresas de todo el mundo no son ajenas a los riesgos, amenazas y desafíos que la red de redes presenta. De hecho, esta inquietud se ha visto incrementada tras el inicio de la guerra de Rusia contra Ucrania para un 71% de los encuestados, que, además, considera que las medianas y pequeñas empresas son más vulnerables a los ataques cibernéticos que las empresas s grandes. “Los resultados de la encuesta demuestran una gran preocupación por la pérdida de datos, los impactos financieros y la disminución de la confianza de los clientes, sobre todo en el tejido empresarial de pymes en el país. Ya no se habla solo del daño económico, sino también del reputacional que puede ocasionar un ciberataque”, declaró Josep Albors, director de investigación y concienciación de ESET España. 

Los ciberataques están a la orden del día, como lo demuestran los datos arrojados por la encuesta y que reflejan que el 64% de las pymes encuestadas experimentó una brecha de seguridad entre julio de 2021 y julio de 2022 

“Esto conlleva semanas de investigación y reconfiguración de los sistemas de TI, lo que supone un coste económico significativo para las pymes. Tras sufrir un incidente de este tipo y también para prevenirlos, las pymes deberían invertir en formación, realizar auditorías continuas e incorporar nuevas herramientas de ciberseguridad”, concluyó Albors.

¿Qué hacer para evitar un ciberataque en tú negocio?

Para evitar que un autónomo sufra cualquier tipo de ataque cibernético, el Instituto Nacional de Ciberseguridad de España (INCIBE) explicó cuatro recomendaciones que deberían llevar a cabo para protegerse y no verse en la tesitura de tener que cerrar.

1.- Formarse en ciberseguridad

Lo primero que debe hacer un trabajador por cuenta propia es tratar de formarse o capacitarse en ciberseguridad, aunque sea de “una manera muy básica y esencial”, sin que se pierda mucho tiempo. En este contexto, el próximo mes de junio INCIBE lanzará la octava edición de su curso de ciberseguridad para empresarios, microempresas y autónomos, que de forma gratuita “permitirá adquirir los conocimientos necesarios para hacer frente a los ciberdelincuentes y aprender a preparar el entorno, el equipo y las tecnologías utilizadas en el negocios” apuntó Lozano.

2.- Mantener actualizadas las tecnologías empleadas

Todas las tecnologías que se empleen en el negocio, desde el sistema operativo a las diferentes aplicaciones, “deben mantenerse siempre actualizadas con la última versión y jamás se deben utilizar aplicaciones que sean ilegales” incidió el responsables de empresas de INCIBE. A su modo de ver, hacer lo contrario está totalmente desaconsejado en materia de ciberseguridad, ya que es una forma sencilla de que entre cualquier virus o malware.

3.- Utilizar las tecnologías con seguridad

Según explicó Lozano, es importante hacer uso siempre de las tecnologías con seguridad. «En el acceso a servicios, además de utilizar el usuario y contraseña  -que es lo más básico para proteger un servicio-, se debe utilizar en la medida de lo posible el doble factor de autenticación. Ahora mismo, por ejemplo, si un autónomo no es capaz de distinguir lo que es un correo legítimo de un correo no legítimo, es posible que aunque tenga una buena contraseña, si accede a ese correo malicioso, la entregue y se quede sin poder acceder al servicio; o incluso podrían suplantarle la identidad”.

4.- Realizar una o varias copias de seguridad

Realizar una copia de seguridad o incluso dos, tanto en la nube como local, es imprescindible para poder recuperar los archivos que puedan verse atacados en un incidente cibernético. “Nadie está libre de que nos infectemos por un virus, pero si disponemos de una herramienta que nos permita restaurar la información, que nos permita devolver nuestros equipos informáticos a la actividad normal, podremos volver en un periodo relativamente corto a esa actividad convencional y volver a desempeñar nuestra actividad de una manera normal”, añadió el responsable de ciberseguridad en empresas de INCIBE.

Generated by Feedzy