La Inspección de Trabajo y Seguridad Social ha convocado una huelga de tres días, que abarca a todos los centros de trabajo y a todos los colectivos. En concreto, la huelga ha sido convocada para los días 21 de diciembre de 2022 y 25 de enero y 22 de febrero de 2023. Lo que no implica que sus movilizaciones se agoten en estas fechas. 

A su vez, se ha programado una rueda de prensa con el objetivo de «entrar en todos los detalles que propician este conflicto y en las consecuencias del mismo». Dicha convocatoria tendrá lugar el próximo lunes 19 de diciembre en la sede de la Dirección General del Organismos, en el Ministerio de Trabajo y Economía Social.

Tal y como explicaron en un comunicado, el motivo principal que ha impulsado esta decisión ha sido que tanto el Ministerio de Trabajo y Economía Social como el Ministerio de Hacienda y Función Pública habrían dejado a la Inspección de Trabajo y Seguridad Social en el olvido. «Tras la firma de un acuerdo hace año y medio, nada de lo acordado ha sido cumplido por el Gobierno. Las deficiencias de la Inspección son cada día más severas y más palpables, en paralelo la interlocución es ahora inexistente», explicaron en el comunicado.

Los trabajadores solicitan «soluciones urgentes»

Desde la Inspección de Trabajo y Seguridad Social (ITSS) han solicitado «soluciones urgentes», motivo por el que la mayoría de la representación de los trabajadores y trabajadoras del organismo convoca los tres días de huelga y la rueda de prensa.

«Ni el Ministerio de Trabajo, ni tampoco el Ministerio de Hacienda y Función Pública se quieren hacer responsables de la falta de soluciones en un servicio como la Inspección de Trabajo y Seguridad Social que soporta graves deficiencias desde hace años«, destacaron en dicho comunicado. Así, según la información facilitada, llevarían año y medio analizando el conjunto de soluciones acordadas con la parte social el 7 de julio de 2021.

«No es creíble que un modesto grupo de medidas, básicas, aunque capaces de establecer un primer grupo de soluciones a las numerosas deficiencias que se manifiestan en la Inspección de Trabajo y Seguridad Social puedan requerir, en su análisis, semejante periodo salvo que se trate de la excusa para incumplir el acuerdo adoptado«, destacaron. 

«No podemos permanecer impasibles observando como languidece la Inspección»

Los inspectores han tachado de «irresponsabilidad» el hecho de abandonar «de semejante manera» al organismo y a su plantilla. «Es peligroso que desde los niveles políticos se engorde el discurso en defensa de la Inspección sin que los compromisos y actuaciones desde dichos niveles vayan en la misma dirección. Crear ilusión a sabiendas de que se van a frustrar las expectativas que se creen, es la fórmula más efectiva para minar el buen funcionamiento de cualquier organización y, desgraciadamente, eso es lo que se está haciendo en el ámbito de esta institución«, denunciaron a través del comunicado.

Por último, la representación de los trabajadores dejó claro que no pueden «permanecer impasibles observando como languidece la Inspección y como se diluye el esfuerzo que cada día realiza la plantilla para dar respuesta a los servicios que demanda la ciudadanía». 

Generated by Feedzy