La ciberseguridad se ha convertido en un asunto capital, no sólo por el incremento de ciberataques en los últimos años, sino también por el aumento de empresas que sustentan su actividad en Internet. A pesar de ello, según diversos estudios de Google, parece que tras la pandemia, periodo en el que la preponderancia del teletrabajo obligó a contar con mayores medidas de seguridad, el 80% de las pequeñas y medianas empresas no cuenta con la ciberdelincuencia como una de sus principales preocupaciones. 

Los expertos definen la ciberseguridad como un conjunto de actuaciones encaminadas a mantener a salvo nuestro patrimonio digital y el de todos nuestros dispositivos. Algo que incluye datos sensibles, fotografías o incluso dinero. Esto está llevando a multitud de empresas, sobre todo grandes, a «armarse» con ciertas herramientas. Una de las más habituales son las VPN, una red que está al alcance de cualquier negocio, sea cual sea su tamaño.

Las VPN, una opción asequible de ciberseguridad para los pequeños negocios

Las VPN, o Virtual Private Network, son una suerte de túnel seguro entre Internet y los dispositivos del negocio. Es decir, una red privada de carácter virtual que protege  a la empresa de posibles ataques, hackers, fugas de privacidad o incluso de limitaciones geográficas.

Sin saberlo, al acceder desde un portátil o teléfono móvil al Wi-fi de una estación, un bar, o cualquier otro lugar público, el autónomo está exponiendo todos los datos de su negocio -cuentas bancarias, contabilidad e información privada- y también los de sus clientes. Por ello, uno de los servicios que recomiendan los expertos en ciber-seguridad son las VPN (red privada virtual, en sus siglas en inglés), una tecnología que permite conectarse a Internet desde cualquier sitio público utilizando una red privada.

Este tipo de redes permiten navegar sin mostrar la totalidad de la información privada y cifrando los datos de la navegación. A la hora de decantarse por una u otra, hay muchas alternativas disponibles. Y muchas de ellas son perfectamente asequibles para cualquier negocio, ya que en algunos casos no implican ni siquiera un desembolso. No obstante, no todas ofrecen las mismas garantías de seguridad e integridad de los sistemas. Por ellos, los expertos recomiendan revisar las reseñas sobre software VPN gratuito. ¿El motivo? analizar de primera mano los pros y contras exitentes entre las VPN premium y las de carácter gratuito.

Además, aunque haya algunas VPN gratuitas que sean seguras, la mayoría de ellas limitan los datos, son lentas e impiden a la empresa acceder a ciertas páginas web.

La ciberseguridad es todavía más importante en negocios con teletrabajadores

Es cierto que tras la pandemia las empresas que permiten teletrabajo han pasado del 40% al 27% actual. No obstante, que el teletrabajo ha llegado para quedarse es algo más que evidente. Para todos los negocios es importante la ciberseguridad, pero especialmente para las empresas con modelos de teletrabajo o trabajo híbrido, ya que resulta mucho más difícil para ellas proteger sus sistemas e información cuando su plantilla se encuentra teletrabajando.

Esto se puede solucionar  invirtiendo en herramientas de ciberseguridad como las VPN y fomentando una cultura de trabajo que dote a toda la plantilla de los conocimientos y herramientas adecuadas para encontrarse  lo suficientemente protegidos frente a todos estos «nuevos» riesgos. De hecho, las VPN no sólo son redes blindadas que permiten a los autónomos gestionar su negocio desde cualquier lugar sin mostrar la totalidad de su información privada y cifrando los datos de su navegación sino que también sus trabajadores pueden acceder a los recursos de la empresa sin exponer datos confidenciales.

Generated by Feedzy